Suites Aisladas E Inolvidables

Cada suite cuenta una historia

Suites Aisladas E Inolvidables

En este momento, en alguna parte, el sol sale sobre el océano, la cima angulosa de una montaña o un manglar tropical. Allí el silencio verdaderamente es silencio... tan solo el sonido de las olas contra una playa del Caribe o una brisa entre los árboles de las montañas Rocallosas canadienses. La fauna silvestre recorre las cuestas del monte Kenia y los animales acuáticos pululan en las aguas de las Maldivas. La mente también comienza a vagar, a medida que se libera de las tareas, los recordatorios y las citas que dominan la vida cotidiana.

En estos destinos aislados, una suite es más que un lugar de refugio: es un punto de partida para aventuras innovadoras y una base para meditar sobre las maravillas de la naturaleza.
Chalets Del Fairmont Maldives, Sirru Fen Fushi
En el Fairmont Maldives, en el atolón privado de Sirru Fen Fushi, los ritmos del agua y el viento marcan el paso de cada día: un compás que los chalets de aquí siguen de manera instintiva.

La jungla crece en todos los rincones de Sirru Fen Fushi y filtra la luz del sol a través de innumerables tonos de verde. Los chalets Tented Jungle oscilan con la suave brisa del océano y son portales desde la playa hasta este intenso follaje. Las carpas estilo safari proporcionan una sombra fresca, con marcos de madera que reflejan los árboles de las inmediaciones. Muy cerca, los chalets Beach ofrecen muchas oportunidades de disfrutar del sol y el mar, con orientaciones al atardecer y al anochecer, piscinas profundas y jardines tropicales.

Los chalets Water, a los que se llega nadando, descansan sobre las olas del océano Índico. Las escaleras conducen directamente a los arrecifes de coral que hay debajo, las bañeras de cobre tienen vista al mar infinito y las salas de estar se abren a las terrazas, difuminando la distinción entre el interior y el exterior, todo con la colaboración de un asistente personal del chalet, que se encuentra disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Este es un lugar de descanso y tranquilidad profunda; a fin de cuentas, un destino tan hermoso requiere atención completa.
Más información
Fairmont Banff Springs: Suite Royal
En el corazón del parque nacional más antiguo de Canadá, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, Banff ha cultivado un distintivo aire de encanto rústico y elegancia sofisticada. El Fairmont Banff Springs se destaca en la ciudad con todo su esplendor majestuoso. Durante más de 130 años, el "Castillo en las Rocallosas" de Canadá les ha demostrado a los amantes de las emociones y los líderes de tendencias internacionales que el refinamiento del Viejo Mundo no tiene por qué estar fuera de lugar en las escarpadas montañas de Alberta.

Ya sea que nos visite para hacer esquí o caminatas, la relajación y el placer son imprescindibles. El compromiso del Fairmont Banff Springs con las mejores cosas de la vida se refleja en su deliciosa cocina gourmet, sus placenteros tratamientos de spa y, por supuesto, sus suites.

La cumbre de la comodidad se encuentra en los dos pisos de la suite Royal. Hay un piano de cola junto a la escalera en espiral, y Bow Valley se extiende en todas las direcciones. Una biblioteca seleccionada espera un momento de reflexión, mientras que una amplia sala de estar y una magnífica chimenea son el telón de fondo para una velada après-ski. Debajo del techo en pico, la habitación principal está bañada de luz natural y es el espacio ideal para disfrutar del resplandor de una inolvidable puesta de sol en las montañas Rocallosas.
Más información
Fairmont Mount Kenya Safari Club
Las faldas del monte Kenia constituyen el hábitat de todo tipo de fauna silvestre: leopardos, rinocerontes, elefantes y decenas de especies de pájaros. En la base de la montaña, se encuentra el Fairmont Mount Kenya Safari Club, que es tanto un punto de partida para safaris y caminatas como un destino legendario por derecho propio.

El estilo elegante de club campestre brilla en todos los terrenos del resort, desde los encantadores jardines hasta un campo de golf atravesado por el ecuador. La suite Riverside eleva más aún esta exclusividad, con un entorno aislado en un río sinuoso que lo invita a pasar las tardes descansando en la terraza. Mientras tanto, la suite Signature (la más grande del club) refleja la magnitud del entorno y le brinda gran espacio para relajarse después de un día de escalada en el monte Kenia.

Dentro de la cabaña William Holden, que lleva el nombre del actor que fundó el club en 1959, la piedra y la madera complementan las montañas y los bosques que la rodean. Una cama King con dosel restaura los cuerpos que necesitan relajación, mientras que la sala de estar se abre a un área de césped en la que los huéspedes pueden disfrutar de un aperitivo al atardecer. No es ninguna sorpresa que Grace Kelly y Jomo Kenyatta hayan sido huéspedes de este lugar y que hayan formado parte de la construcción de un legado de excelencia africana en uno de los entornos más inspiradores de continente.
Más información
Fairmont Mayakoba
La playa. Lo primero que la Riviera Maya mexicana trae a la mente es la playa: impecable e infinita. Pero en el Fairmont Mayakoba la playa es solo el principio. Los canales atraviesan manglares, los bosques tropicales revelan flora y fauna coloridas y las lagunas azules permanecen inmóviles. Aquí las suites nunca interrumpen la vida silvestre, sino que parecen haber surgido de los mismos elementos que dieron origen a la civilización maya.

El patrimonio maya brilla en los chalets Heritage del Fairmont Mayakoba, con paredes cubiertas de la misma piedra caliza que se utiliza en la cercana Tulum y las pirámides de Chichén Itzá. La piscina, rodeada de muebles hechos a manos por artesanos locales, constituye un refugio ideal para la relajación.

En las suites Beachfront, cada mañana comienza con la salida del sol sobre el mar Caribe, y la habitación principal se baña en su resplandor. Las palmeras se mueven suavemente y la arena lo invita a pasar una tarde construyendo castillos y corriendo las olas. Con las piscinas privadas y el servicio de mayordomo, los huéspedes sienten la libertad de relajarse durante todo el día: todo lo necesario para unas vacaciones tropicales ya está aquí.
Más información